Treviño: “Ningún gobierno ni partido que se considere democrático y constitucional puede ser cómplice del machismo”


“No se puede tolerar que se reste importancia a un tipo de terrorismo que supera en número de muertes al terrorismo de ETA”, recalca

10-01-2019

“Ningún gobierno ni del país ni de una comunidad autónoma o de una ciudad autónoma puede ser nunca por acción o por dejación cómplice del machismo. No se puede tolerar que se reste importancia a un tipo de terrorismo que supera en número de muertes al terrorismo de ETA. Ahora que el Pacto de Estado contra la violencia de género empieza a volar, el machismo quiere cortarle las alas”.

La responsable de la Unidad Contra la Violencia de Género de la Delegación del Gobierno en Melilla, Elena Fernández Treviño, ha comparecido hoy en rueda de prensa para dejar claro que “ningún gobierno ni ningún partido político que se considere democrático y constitucional puede ser cómplice de participar en engaños a la sociedad en el que se falseen datos o se reste importancia a la violencia machista”.

Fernández Treviño ha recordado que las cifras de la violencia contra las mujeres tanto en nuestra ciudad, España o el mundo “son alarmantes”. “Esto es una epidemia mundial causada por la desigualdad y el machismo”, ha recordado, al tiempo que se ha referido al ascenso de la extrema derecha en el país “con postulados antidemocráticos y machistas que pretenden un retroceso intolerable para la sociedad en lo que a derechos de las mujeres se refiere, basándose en datos falsos, cifras sin contrastar, y cuando no, en argumentos absurdos o falaces”.

Por ello, ha hecho un llamamiento a la responsabilidad y a dar los datos exactos y científicos que recoge el Ministerio de Presidencia e Igualdad en sus boletines estadísticos, la Fiscalía, los informes del Observatorio Estatal de Violencia sobre la Mujer, el Consejo General del Poder Judicial, o los Organismos internacionales como ONU Mujeres.

“La extrema derecha dice que no hay que combatir la violencia de género, que no hay que distinguir entre la violencia hacia las mujeres del resto de violencias porque todas son violencias. Un discurso absurdo que la derecha tradicional está comprando, que solo enmaraña la realidad y engaña a la ciudadanía”, ha lamentado.

Para demostrar que es un discurso absurdo ha puesto de ejemplo que un médico abogase por eliminar el área de pediatría y de geriatría argumentando que la enfermedad es enfermedad y hay que curarla.

Casi mil asesinatos

“Confundir la Ley de Violencia de Género con la doméstica o intrafamiliar es una cuestión intolerable y superada que no admite ya paso atrás. Las leyes contra la Violencia de Género abordan y luchan contra un tipo de violencia específica que es la que se ejerce contra las mujeres por el mero hecho de ser mujeres”, ha explicado.

“Son leyes específicas que intentan paliar la manifiesta discriminación, desigualdad y las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres  y  que ocurre no solo en el ámbito de la pareja o ex pareja, ni solo dentro de las casas , pues no debemos olvidar la violencia machista en forma de violaciones, agresiones o abusos sexuales, acoso, mutilación genital femenina, Trata, Matrimonios forzosos y otras formas de violencia”, ha recordado, al tiempo que ha señalado que todas ellas reconocidas en Tratados internacionales ratificados por España como el Convenio de Estambul, en el 2014.

Es más, Fernández Treviño ha señalado que, desde que existen estadísticas de este tipo de muertes, desde hace 15 años, tenemos la cifra de casi mil mujeres asesinadas a manos de sus parejas o ex parejas. Algo, ha apostillado, que solo es la punta del iceberg ya que sólo se denuncia una cuarta parte de los casos de violencia de género y el 80% de las mujeres asesinadas por sus parejas o ex parejas no habían interpuesto denuncia. “Sólo el año pasado, en nuestra ciudad se presentaron 209 denuncias por violencia machista”, ha revelado.

Según la memoria de la Fiscalía General del Estado, en 2017 se interpusieron en nuestro país 166.280 denuncias por violencia de género, de las que 23 causas se abrieron por denuncias falsas. Es decir, son falsas el 0,01%. “Si alguien pone una denuncia falsa por robo, a nadie en su sano juicio se le ocurre que hay que derogar las leyes que persiguen los robos, sino castigar a quienes ponen una denuncia falsa”, ha argumentado.

Siguiendo con datos oficiales, la responsable de la Unidad Contra la Violencia de Género ha expuesto que desde 2003 hasta 2019, 976 mujeres han sido asesinadas por violencia de género a manos de sus parejas o exparejas. Mientras que, desde 2003 hasta 2016, 86 hombres han sido asesinados por sus parejas o exparejas.

“No son el 25% como han señalado desde el PP o desde la extrema derecha, no llega al 9%. La violencia intrafamiliar ya se castiga y además, nadie está pidiendo que, cuando una mujer asesina a un hombre no se la detenga y se la juzgue, lo que estamos pidiendo es que no se den pasos hacia atrás en los mecanismos para combatir la violencia machista”, ha dejado claro, dado que “negar la violencia machista es un insulto a las mujeres que padecen estos malos tratos y a las víctimas que han sido asesinadas”.