El delegado del Gobierno celebra el impulso del Ministerio de Transición Ecológica a la regeneración de la playa de A Magdalena, en Cedeira (A Coruña)


Permitirá estudiar una solución estable al problema de erosión de este arenal, respetando el uso público y la conservación de la biodiversidad

La licitación asciende a 110.000 euros y el plazo de ejecución es de 12 meses

11-02-2019

El delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, ha destacado el impulso que acaba de dar el Ministerio de Transición Ecológica, a través de la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar, a la regeneración de la playa urbana de A Magdalena, en el Concello de Cedeira. Losada celebra que, una vez más, el BOE sirva para certificar el compromiso del Gobierno con el desbloqueo de proyectos altamente demandados pero que seguían pendientes: “hoy damos un paso decisivo para la recuperación ambiental y para el uso público de un arenal cuya actuación llevan años reclamando los habitantes de este ayuntamiento coruñés”, ha señalado el delegado.

La licitación publicada hoy en el BOE incluye la redacción del proyecto y el estudio de impacto ambiental para actuar en la morfología de la Playa de A Magdalena, arenal que, tal y como se recoge en el pliego, sufre continuas erosiones y desequilibrios de su perfil en la zona de mayor uso próxima a la zona urbana.

La solución adoptada deberá establecer mecanismos que sean capaces de estabilizar la playa, buscando una solución estable a medio-largo plazo. El objetivo de la actuación debe, por un lado, potenciar los usos lúdicos en la zona de playa, garantizando una solución lo más estable en la zona occidental del río, y por otro, conservar y potenciar la biodiversidad de los espacios protegidos colindantes.

El plazo de ejecución contemplado en el anuncio es de 12 meses y el presupuesto estimado supera los 110.000 euros.

ANTECEDENTES

La playa de A Magdalena se ha visto afectada en los últimos años por una reducción de la playa seca con un retroceso de la línea de costa, lo cual llega a poner en peligro el cordón dunar existente. En los últimos veinte años, la Demarcación de Costas ejecutó aportación y movimientos de arena en la playa y otras actuaciones como la colocación de pantallas de madera para paliar la erosión y mantener la funcionalidad del arenal.